El Segundo Acueducto del Chaco es una obra anhelada por miles de chaqueños que al día de hoy aún no han podido tener acceso al agua potable. Por el compromiso con los más vulnerables el Estado nacional decidió aportar $2.500 millones para reanudar y finalizar la construcción de dicho acueducto, obra que beneficiara a más de 380 mil personas y con fecha cierta de inauguración. Con absoluta certeza hoy podemos decir que las políticas inclusivas del Presidente Mauricio Macri, permitirán a los chaqueños tener agua potable.

Luego de asumir el cargo de funcionaria nacional el primer pedido que le realice al Presidente, Mauricio Macri, fue la reactivación y finalización del segundo acueducto, obra que por muchos años he reclamado a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, como presidente del Foro de Intendentes Radicales.

Este acueducto que dio inicio en febrero de 2011, con un plazo de ejecución de 36 meses, debería haberse inaugurado en febrero o marzo de 2014 y luego de transcurrido más de tres años de esta promesa inconclusa el Presidente Macri, en un gesto de real reparación histórica para nuestra Provincia, dispuso la inversión de los recursos suficientes para que esta obra se concluya de una vez por todas.

Indiferencia

En los Departamentos Brown e Independencia existen más de 200 mil personas que hoy consumen agua con un gran contenido de arsénico, ante una mirada indiferente de un Gobierno provincial que ni siquiera tiene un plan de contingencia para revertir esta situación y así prevenir enfermedades como el Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico (HACRE), provocada por la ingestión continua de agua con contenidos de arsénico en valores superiores a los fijados por la Organización Mundial de la Salud en 10 microgramos/litro.

Los permanentes reclamos de los pobladores de esta zona no han tenido eco por años y hoy esperan la llegada del acueducto, que le brindará una solución definitiva a tanto tiempo de sufrimiento y espera.

Sensibilidad

Un atributo a destacar del Presidente Macri es la sensibilidad para resolver los problemas de los sectores más vulnerables de nuestro país y la determinación de aportar los fondos para finalizar el Segundo Acueducto es una muestra. El Gobierno nacional ha incorporado en la agenda de preocupaciones estratégicas el acceso al 100% de los argentinos al consumo de agua potable, se está accionando en ese sentido para que millones de personas mejoren su calidad de vida.

 

Comparto plenamente con nuestro Presidente, Mauricio Macri, cuando dice: “este es el tiempo del trabajo, el de los argentinos tirando juntos para el mismo lado: el de nuestro futuro. El cambio está llegando a cada lugar de la Argentina. Estamos cambiando lo que otros decían que nunca iba a cambiar”.

(*) Secretaria de Asuntos Municipales de la Nación

Compartir