Federación SITECH informa en un comunicado que “a través de la constatación de una escribana pública, se certificó que el dictado de la Diplomatura de más de 4 mil docentes no tiene instrumento legal”. Por esto, el gremio” ratifica su denuncia al ministro de Educación, Daniel Farías y a su gremio amigo por estafa y propiciar el festival de papelitos”, advirtiendo que “pese a las ya dos denuncias realizadas el ministro mantiene silencio, lo que reafirma su complicidad”.

Explican también que el martes 26, “representantes gremiales de Federación SITECH se constituyeron en la Secretaría General del Ministerio y la señora Edith Martínez de Almada, ante el requerimiento de la resolución que avala la diplomatura en cuestión, manifestó ´aquí no llegó, no pasó nada´, con absoluto desprecio al pedido realizado”.

A esto agregan: “Trámite similar se realizó en la Dirección de Nivel Superior, y en una situación anormal no había funcionario a cargo que pueda dar respuesta al requerimiento, por lo que fuimos atendidos por una empleada de la repartición que manifestó desconocer instrumento legal de la Diplomatura”. Al respecto Federación SITECH concluye que “la inscripción, el cobro, y el dictado de la diplomatura carece de legalidad y sufre de nulidad absoluta en cuanto a que ningún instrumento legal puede actuar con retroactividad, salvo que el Ministro pretenda regularizar por fuera de la ley y disfrazar un instrumento legal inventando una resolución, como fuera el caso de la vergüenza de la provincia cuando intentaron mentirle a la Corte Suprema que  la famosa Resolución 506, de manifiesta inconstitucionalidad, había quedado sin  efecto en el año 2015 y de la que Sergio Soto no se animó a firmar”.

“Esta maniobra de inventar instrumentos legales está en sintonía con otra acta notarial de fecha 30/06/17 en la que se corroboró que no existe un registro o libro de notificaciones de las resoluciones que garantice la existencia de las mismas y que consecuentemente trae inseguridad jurídica, no solamente para las docentes sino para todos los empleados del Ministerio de Educación y que es moneda corriente reserva de número de resoluciones, que no se sabe cuál es su contenido pero que después son implementadas como instrumento legal válido, por lo que advertimos al Ministro que de concretarse alguna maniobra de esa naturaleza va a ser denunciada penalmente por falsificación de instrumento público”, denuncian desde el gremio.

“Llama la atención la íntima relación y la protección a un sindicato por parte del Ministro que con silencio cómplice  propicia  la afiliación masiva al mismo y la acumulación de fondos para su fruncimiento a través de la psueda diplomatura, constituyendo esto una práctica desleal que tendrá como secuela una querella al Ministro, que aplicando las normas vigentes tendrá que asumir con el patrimonio personal”, aseveran.

“Si bien denunciamos el ´festival de papelitos´, hacemos hincapié en la diplomatura porque rompe con todos los esquemas por su masividad, y por la complicidad manifiesta entre el ministro y el sindicato amigo.  Pero lo más grave de toda esta situación, sigue siendo la estafa no solamente al que hace la apariencia de perfeccionarse en un Nivel Superior, como es una Diplomatura, sino la estafa a los 30.000 docentes restantes que pone en situación de desigualdad ya que no van a contar con estos injustos 4 puntos en sus antecedentes, ya sea por no afiliarse o no contar con los recursos económicos”, manifiestan.

Por último explican que “a su vez, la complicidad se extiende a funcionarios del Poder Ejecutivo, como es el caso de la oficina de Transparencia e información de Horacio Rey,  que a pesar de haber hecho la denuncia en las condiciones que exige dicho organismo, el silencio es la única respuesta, por lo que nos permitimos sugerirle que vaya cambiándole el nombre y la titule  ´Oficina de ocultamiento y desinformación´, debiendo abstenerse de hacer propaganda de la transparencia cuando lo que prima en la provincia es el oscurantismo y la corrupción”.

DIARIO CHACO.-

Compartir