A poco menos de un mes para la finalización de las clases, el largo conflicto en el sector docente, que tiene como uno de los pilares la cuestión salarial, continúa más vigente que nunca.

Tras el paro de 48 horas del jueves y viernes pasados, las principales organizaciones de la provincia, Atech, Federación Sitech y Utre-Ctera definieron nuevas medidas de fuerza, esta vez para el miércoles y el jueves.

El pliego de reivindicaciones excede el reclamo por mejoras en el haber de los trabajadores del sector e incluye los pedidos de normalización de Reconocimientos Médicos, la defensa de Insssep ante un nuevo intento de “armonización” que encara la Nación y la “desatención de la escuela pública”, entre otros.

Reclamo sin respuesta

Desde Utre-Ctera denunciaron el “desinterés en que se encuentran las autoridades” desentendiéndose de garantizar el normal desenvolvimiento de las clases ya casi finalizando el año escolar.

El reclamo central continúa siendo una mejora salarial que supere al 7% otorgado este año que “no soluciona de ninguna manera la situación de los hogares de los trabajadores de la educación mucho de ellos son el único sostén de hogar que están bajo la línea de pobreza”. Todo esto, agravado por “una inflación que ya superó ampliamente el peligroso 18 % y el aumento desmedido, no tan solo de la canasta de alimentos y otros elementos básicos sino la escandalosas sumas de los servicios esenciales”, sostuvieron desde la organización que conduce Carlos Cuevas.

A la par, advirtieron el gobierno sigue “sin atender el reclamo de la comunidad educativa ante el deterioro de la salud laboral” que “desmejoró al punto de ser humillante para los trabajadores por el destrato y la increíble y violentamente disposición en que se manejan desde ese organismo a trabajadores en estado de vulnerabilidad”.

Finalmente, respecto de la coyuntura nacional, Ure-Ctera continúa en estado de alerta y movilización “ante los últimos anuncios del poder central con la tan mentada armonización de las cajas previsionales y el rechazo unánime y contundente ante los anuncios del presidente que avanzan y amenazan con destruir los derechos de los trabajadores, no solo los de la educación, sino de todos y todas las que producen y crean en este país amenazando con quitar los derechos establecidos y restaurar un régimen de trabajo y previsional que retrocede en más de cien años en cuanto a lo establecido en las relaciones para los trabajadores”.

Rechazo al Pacto Fiscal

La Atech coincide en buena parte de los planteos de Utre-Ctera, fundamentalmente en lo que hace a la cuestión salarial y la defensa del Insssep.

Pero además, la entidad que conduce Rosa Petrovich rechazó el Pacto Fiscal firmado por las provincias, entre ellas el Chaco y la Nación, al considerar que significará un “agravamiento del conflicto” porque se dio “decididamente a espaldas de los derechos e intereses de toda la sociedad chaqueña”. Para la Atech, este acuerdo significa “flexibilización laboral y salarial (incluidos los jubilados en ésta última) que compromete de manera irreversible el futuro de todos los chaqueños, resignando recursos para la Provincia”.

El sindicato consideró que el gobierno provincial debió haber rechazado el Pacto por “representar mayor pobreza y marginación para el Chaco, por representar un feroz ajuste como del que venimos siendo objeto todos los ciudadanos rasos de esta República a raíz de las políticas neoliberales que ya en los ’90 la han hecho trizas”.

diario norte.-

Compartir