Con la presencia de más de 500 referentes de toda la provincia, se desarrolló el encuentro dirigencial de Convergencia Social en el Complejo Cultural Centro Chaqueño (ex cine español) en Presidencia Roque Sáenz Peña. Estuvieron presentes autoridades partidarias, de la Convención Provincial, Juventud Radical y de Convergencia Social, intendentes, concejales, legisladores provinciales y nacionales, delegados de organismos nacionales.

 Al finalizar,  se dio a conocer un documento que dice lo siguiente:

“Muchas son las conclusiones que podríamos compartir surgidas del debate que hoy nos convoca, pero sentimos la necesidad de centrarnos en los serios incidentes vividos en las últimas horas alimentados por sectores  que intentan sembrar el caos creyendo que de esa manera podrán conseguir lo que las urnas les ha negado”.

“Hace pocos días, el 10 de diciembre,  recordamos 34 años de democracia ininterrumpida, circunstancia que se da por la decisión de los argentinos de decirle NUNCA MAS a la violencia, el atropello institucional y la violación de los derechos constitucionales”.

“Un “Nunca Más” que no alcanza solo a delitos de lesa humanidad,  sino a todo aquello que, con espíritu destituyente e interés sectorial y mezquino, intente modificar, alterando la paz social y por la fuerza,   lo que los argentinos rechazamos en 2015 y en 2017 en las urnas, precisamente por reconocer en ello un camino que nos negamos a transitar”.

“Nos sentimos llamados  a contribuir a la paz social. Desde ese lugar, instamos a todos los ciudadanos, sin importar su ideología, a no permitir que los mismos violentos e incapaces de siempre en su necesidad de satisfacer intereses personales, nos desvíen del proyecto de país que la gran mayoría de los argentinos hemos elegido”.

“Convergencia Social es parte del Frente Cambiemos que gobierna el país y que, con mucho esfuerzo, compromiso, entrega, responsabilidad, honestidad y  transparencia,  pretende poner de pie una Nación  devastada por la mentira y la corrupción de quienes la gobernaron en los últimos años y que hoy, algunos desde sus bancas, otros desde las calles y otros tras las rejas por haberse robado algo mucho más importante que el dinero: el futuro, la ilusión y la esperanza de  43 millones de argentinos,  pretenden impedir que demos ese paso hacia adelante”.

“Nos proponen la violencia desde el engaño de hacernos creer que le importan los jubilados.  Lo creeríamos sino fuesen los mismos que apoyaron el veto de la ex presidente Cristina Kirchner al 82% móvil, los que condenaron en cadena nacional a un abuelo que quiso comprar u$s 10 dólares para regalarle a su nieto, los que privatizaron las jubilaciones creando las AFJP,  los que intentaron “armonizar” y transferir a los jubilados provinciales  a la Nación, los que dejaron esperando, en algunos casos hasta más allá de sus últimos días,  a cientos de miles de jubilados que, teniendo sentencia judicial firme, nunca recibieron que les corresponde”.

“Basta de relato. Basta de corrupción. Basta de impunidad. Basta de mentira. Basta de engaño. Basta de violencia. Basta de atropello. Las diferencias siempre son bienvenidas,  y para debatirlas están los ámbitos correspondientes, entre ellos el Congreso de la Nación”.

“Queremos una Nación en la que estén garantizados los derechos constitucionales. Un país libre de narcotraficantes al servicio de inescrupulosos. Un país en el que los derechos humanos sean política de estado y no parte de negociados inmorales”.

“Son horas de defender los valores democráticos, es el único camino posible hacia una República con futuro para las nuevas generaciones.  De eso se trata este nuevo país que entre todos estamos refundando”.

“Finalmente eso es lo que hoy convoca a Convergencia Social, lo que inspira al gobierno de Cambiemos y al propio Presidente de la Nación Mauricio Macri”.

Compartir