El equipo de jóvenes encargados de las actividades solidarias, en conjunto con la fundación cielos abiertos (perteneciente a dicha organización) regularmente asisten a diferentes merenderos de zonas periféricas de Resistencia  y ciudades aledañas para brindar almuerzos y merienda a los chicos que se reúnen periódicamente.

Esta vez se acercaron a un merendero ubicado en el barrio Malvinas de Barranqueras.

Se entregaron decenas de almuerzos y meriendas a los niños y ademas se ofreció un momento de diversión y enseñanza de valores para que tengan un futuro mejor.

El objetivo de estas visitas no es solo traer alimento a los niños (algo fundamental para su crecimiento sano) sino ademas traerles un mensaje de amor y esperanza para poder ayudarlos a que cuando crezcan puedan tomar decisiones correctas.

Compartir