Se trata del exsubsecretario de Comercio del Chaco, Roberto Lugo; el exsecretario general de la Gobernación, Horacio Rey y su esposa, la exsecretaria privada de Domingo Peppo, Susana Fernández. Su hermano y excoordinador de la Unidad Ejecutora “Chaco Construye”, Ismael Fernández. La orden de detención fue librada por el equipo de fiscales provinciales que investiga la causa por enriquecimiento ilícito y defraudación al Estado que involucra a exfuncionarios y a particulares acusados de ser testaferros.

La causa por presuntos hechos de corrupción que apunta a exfuncionarios del gobierno provincial tuvo este viernes uno de sus capítulos más fuertes. Es que por orden del equipo de fiscales provinciales que lleva adelante la causa por presunto enriquecimiento ilícito y defraudación al Estado, fueron detenidos el exsecretario General de la Gobernación, Horacio Rey y el exsubsecretario de Comercio, Roberto Lugo.

También fue detenida la esposa de Rey y exsecretaria privada del gobernador, Susana Fernández. En tanto que el excoordinador de la Unidad Ejecutora “Chaco Construye” y cuñado de Rey, Ismael Fernández, envió una nota a la justicia poniéndose a disposición de la causa pero aún continúa prófugo.

Según pudo confirmar CHACO DIA POR DIA, Lugo fue detenido este jueves a las 22 en Resistencia, en un domicilio que aún no trascendió pero que se presupone que es su casa. Se encuentra alojado en la Comisaría Segunda.

En tanto que Rey y su esposa también fueron aprehendidos. Su detención fue registrada en un video que fue colgada a la cuenta de YouTube del Centro Mandela.

El prófugo Ismael Fernández fue detenido en la via pública por la policía del Chaco. La detención se produjo al momento en que la División de Investigaciones Complejas realizaban un allanamiento en un departamento de propiedad de Fernández, y una segunda habitación a nombre de Susana Fernández, ubicados en la torre “D” del complejo Sarmiento.

La causa 
Cabe recordar que esta causa nació en la Justicia Federal luego de que Prefectura Naval constatara una situación irregular en una guardería de lanchas de Antequeras. Allí, detectaron que una sola persona  era titular de al menos cinco embarcaciones, algo poco usual teniendo en cuenta el valor de cada una de ellas.

A partir de ahí la causa comenzó a ramificarse. Ahí fue que surgió el primer nombre fuerte de la investigación: el por ese entonces subsecretario de Comercio, Roberto Lugo.

En medio de esa investigación llegó hasta la oficina del fiscal Patricio Sabadini un sobre cerrado con datos muy concretos, facsímiles y documentos, que apuntaban directamente al exsecretario de la Gobernación, Horacio Rey, y su entorno. Así se comenzó a enmarcar la causa como presunto lavado de dinero y evasión tributaria.

En este marco, se realizaron una serie de allanamientos en Casa de Gobierno, domicilios particulares y la empresa de publicidad Brandon, entre otros. Allí se secuestraron computadoras, lanchas, celulares y documentos de todo tipo. También se tomaron declaraciones testimoniales a varias personas, entre ellos empresarios que comercian vehículos náuticos.

Con todo este cúmulo de información, Sabadini detectó que podría existir la comisión de delitos cuya competencia le corresponde a la justicia provincial, tales son los casos de las acusaciones por enriquecimiento ilícito y defraudación al Estado. Es así que determinó el envío de algunas testimoniales y varias documentales a la Procuración General de la Provincia.

Es por esto que el Procurador, Jorge Canteros, decidió crear un equipo especial, atento a la relevancia del caso. El equipo quedó conformado por la fiscal de la Cámara Tercera en lo Criminal, Graciela Griffith Barreto; Lucio Otero (fiscal de Investigaciones N°13) y Nélida Villalba (fiscal de Investigaciones N°5). A las pocas horas de constituirse, el equipo fiscal sorprendió por su celeridad y ordenó la detención de cuatro sospechosos.

CHACO DIA POR DIA Y NOTRE

Compartir