La estimación surge de considerar el rango de consumo mensual, que llega a 550 kilovatios/hora, con una unidad que se abona 4 pesos. La firma del convenio con Cammesa para saldar la deuda precisará de otras acciones para alcanzar equilibrio financiero

La firma del convenio con la mayorista Cammesa para saldar una deuda de poco más de $ 4.100 millones, establecer el prorrateo de meses no facturados y dejar atrás demandas judiciales implicar por un lado para la empresa iniciar un proceso de regularización financiera que precisará de otras acciones para alcanzar el equilibrio en sus cuentas y para el usuario comenzar a abonar montos más elevados de lo que pagaba que en síntesis no es otra cosa que otro golpe al bolsillo.

 

El presidente del Directorio de Secheep, José Tayara, adelantó lo que se viene en términos de costos para el usuario y explicó los pasos que dará la empresa para alcanzar el equilibrio financiero.

 

El acuerdo permitirá comenzar a poner blanco sobre negro, esto significa que tendremos que ajustarnos todos y comenzar a ser más eficientes”, expresó.

 

“Ningún usuario chaqueño pagó más de ocho facturas el año pasado producto de los amparos judiciales, esto nos generó un bache en las cuentas que empezaron a sanear y lograr el año entrante poder decir que abonamos en tiempo y forma la energía mayorista”, explicó.

 

Tayara explicó los incrementos autorizados por Nación a la proveedora Cammesa y la decisión provincial de acompañar las subas.

 

El consumo residencial promedio es de 550 kilovatio/hora por lo que con un cálculo rápido, la factura promedio del usuario será de 2.200 pesos”, expresó.

 

La autoridad de la empresa estatal indicó que se venía pagando una tarifa “desactualizada” y que con las que facturas de los períodos de septiembre y octubre, el usuario abonará el precio de la energía que en el resto del país se paga desde hace tiempo.

DIARIO 21.-

Compartir