Urtubey: “Si hay un socio del gobierno, es el kirchnerismo”

32

Urtubey: “Si hay un socio del gobierno, es el kirchnerismo”

Cuando Río Negro le pregunta sobre si fracasó definitivamente la unidad del peronismo para estas elecciones, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, toma dos sobres de azúcar y asegura que la respuesta es muy simple: “Tenés dos espacios, Cambiemos y Unidad Ciudadana, de Cristina. Si vos querés ser una alternativa superadora –agarra un tercer sobre que ubica en medio de los otros dos– y te unís a uno de esos dos espacios, es vía muerta. Es imposible plantear una alternativa con lo mismo de lo que vos te querés diferenciar. El gobierno sostiene su posición de poder sobre la base de temor a que vuelva el gobierno kirchnerista. Si hay alguien acá que es socio del gobierno es el kirchnerismo, sin lugar a dudas”.

P- Se convirtió en el principal blanco para el PJ K, el límite que señalan para la unidad entre ambos sectores. ¿Por qué cree?

R- Argentina está en una situación muy particular en la que un viejo sistema político empieza a ceder ante la necesaria renovación que la sociedad está exigiendo. Lo que sucede es justamente eso: la vieja política reacciona.

P-¿Pero por qué a usted y no, por ejemplo, Massa, no tanto Pichetto…?

R- Por que ellos son más parte del sistema político tradicional, yo soy el único de afuera de la escena política nacional instalada hace años, El resto de los candidatos son dirigentes que ya tienen varias campañas nacionales, que ya está en el sistema. Los demás candidatos que suenan son de Buenos Aires o representantes del poder central y yo soy el bicho raro, nuevo en esta escena, viniendo del interior, del norte, donde hace mucho no hay un referente.

P- En sentido inverso: ¿por qué Cristina sí es el límite? Está invalidada por su gobierno, por sus políticas, o por sus procesos judiciales?

R- Por el 70% de la sociedad argentina, que quiere que no vuelva. La invalida la sociedad. Como la mayoría de los argentinos que no quieren que siga este gobierno. Habrá un 25% que quiere que vuelva… buenísimo, es su sector político, nadie duda de su legitimidad, pero nosotros queremos algo diferente.

P- Hay quienes dan por muerto también al oficialismo.

R- Yo primero respeto a todas las posiciones políticas, respeto al macrismo, al kirchnerismo, aunque yo exprese posiciones diferentes. No hay nada que esté muerto. Lo que sí, a mi juicio, es difícil proyectar la continuidad de este gobierno frente a la enorme decepción que hay en la gente. Como también parece muy difícil proyectar una vuelta del kirchnerismo al gobierno. Uno no lo ve hoy posible.

P- ¿La “polarización” sí alcanza para volverlo posible?

R- Sólo en la medida que se perfeccione. Hoy, la polarización alcanza al 55%, no es total, no es una polarización 55-45, estamos hablando de 28-27. No alcanza.

P- ¿Cuándo se definen los candidatos?

R- En agosto. Definitivamente vamos a competir en las PASO.

P- ¿A Lavagna lo preferiría como un asesor, una figura de consulta dentro del espacio?

R- La verdad que yo no puedo preferir algo sin saber qué quiere hacer él. Será Lavagna el que lo determinará: si quiere ser candidato a presidente, competiremos. Si no quiere ser candidato obviamente va a ser una persona de consulta inevitable en la Argentina, de prestigio, de experiencia, indudablemente tiene mucho para aportar.

P- Con la decisión de Buenos Aires y Capital de unificar elecciones, el mapa empieza a estar definido. ¿Qué opina de los desdoblamientos que definieron casi todas las provincias?

R- Es una herramienta que tiene cada una, resolver cuándo convocan. En nuestro caso tomamos la decisión de convocar a una elección en conjunto. Para mi es una cuestión de ahorro de tiempos, esfuerzos, recursos. La especulación sobre si votar junto o separado beneficia a uno o afecta a otro, para mí tiene un costado de subestimación a la sociedad, que sabe votar mucho más de lo que los dirigentes piensan. Uno va ganar o va a perder más allá de si la elección es conjunta o separada. Son todas cosas que se piensan más en la política que en la sociedad.

P- ¿Qué espera de la economía de este año y que le espera al próximo gobierno el año que viene?

R- Qué difícil predecir la economía Argentina. Si esta charla la teníamos en enero del año pasado nunca iba a pensar que nos íbamos a comer casi un 50% de inflación y 100% de devaluación. La Argentina ha llegado a un nivel de imprevisión tan grande que estamos como estamos. Lo que sí sabemos es que el año que viene Argentina va a tener una situación fiscal delicada, una situación de endeudamiento complicada, una caída en capacidad productiva, y naturalmente, lo más grave de todo, una presión social fuerte producto de un deterioro enorme de las condiciones de vida. Es una combinación difícil de la que sólo se sale con un gran gobierno de unión nacional, cambiando el sistema.

P- ¿Con quién es más factible un acuerdo nacional: con Cristina o con Cambiemos?

R- Los consensos tienen que nacer de la gente y la política se moverá e n consecuencia. Yo estoy planteando la necesidad de ir a un sistema semiparlamentario. Esa lógica de un gobierno semiparlamentario, participativo, tiene dos andariveles: uno, acuerdos que se generen en el Congreso, mayorías para gobernar, y acuerdos de 5, 6, 10 políticas de Estado. El segundo andarivel es la creación de un consejo económico social que garantice la participación de organizaciones de la sociedad civil que hoy están afuera de la participación de la política. Y hay que entender que la gente tiene casi más vocación de participar en organizaciones de la sociedad civil que en partidos políticos. Hay que encontrarle un canal de participación a eso.

P- ¿Sería una reforma del sistema de gobierno?

R- No hace falta reformar la Constitución, solamente el artículo reglamentario del 100 y 101, que establezca que el Jefe de Gabinete deba ser elegido con acuerdo del Congreso, y eso va a obligar a generar consensos para poder formar gobierno. Porque si no podes tener consenso para definir un jefe de gabinete te vas a tener que sentar, negociar la organización del gobierno, políticas de Estado para garantizar legitimidad. Algunos argumentan que somos distintos a los países con sistema parlamentario, pero bueno, nos está yendo bastante mal así que más vale probemos algo distinto porque lo que hicimos hasta ahora salió siempre mal.

Desde: rionegro argentina

Compartir