La justicia, más que activa en el arranque del año electoral

31

La justicia, más que activa en el arranque del año electoral

En su primera semana de actividad tras la feria, la Justicia Federal ya mostró que será un año, además de electoral, judicial fuerte. El volcán de los Cuadernos volvió a entrar en actividad. Cristina Kirchner y un centenar de contratistas del Estado fueron llamados a indagatoria. El ex contador de los Kirchner habló y se convertirá en “colaborador”. Carolina Pochetti, viuda del ex secretario presidencial Daniel Muñoz, ya es arrepentida: dijo que pagó millones de dólares al juez federal Luis Rodríguez para que libre a ella y a su marido en dos causas. La ex presidente pidió postergar su primer juicio oral -de otros tres que podrían comenzar este año- por fraude en la obra pública, y el tribunal definirá pronto. Fue detenido un hijo de Lázaro Báez. Y Amado Boudou se enfrenta esta semana a la posibilidad de volver a quedar detenido.

Cristina inició en el año judicial pidiendo al Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) que postergue el comienzo del juicio, previsto para el 26 de febrero, en el que fue procesada como jefa de una asociación ilícita que desde el Estado direccionó obras con sobreprecios a favor de Báez en Santa Cruz. La ex presidente, que también pidió que el juicio sea trasladado a esa provincia, argumentó que aún no concluyó un peritaje a cargo de los contadores de la Corte Suprema. El peritaje busca comprobar el pago de sobreprecios, mientras que el fraude y el direccionamiento fue considerado por el tribunal suficientemente investigado. El fiscal del juicio, Diego Luciani, ya solicitó a los jueces rechazar el pedido. El TOF 2 quedó a la espera de una respuesta de la Corte pero resolverá en las próximas horas.

Hay más. El juez Bonadio resolvió citarla, por tercera vez, en la megacausa de los Cuadernos, que investiga la corrupción con contratistas del Estado: Cristina deberá volver a tribunales el 25 de febrero, es decir un día antes del inicio -si el TOF 2 no define lo contrario- del juicio oral en el que por primera vez en años se verá cara a cara con Báez. Bonadio citó a 101 personas, entre grandes empresarios y ex funcionarios K, que pasarán por Cómodoro Py a razón de 5 indagatorias por día: la lista incluye al primo de Mauricio Macri, Angelo Calcaterra, ex dueño de IECSA.

Mientras tanto, en la misma causa, el histórico contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, está cerca de ser arrepentido: el fiscal Carlos Stornelli lo aceptó, Bonadio, que lo procesó, todavía no homologó el acuerdo. Manzanares, por un lado, valuó la fortuna de Muñoz -señalado testaferro de Kirchner- en 150 millones de dólares e indicó sociedades y empresas que le pertenecerían en Argentina. Por otro lado, confirmó que Muñoz trasladaba bolsos con dinero a las propiedades de Néstor y Cristina en Santa Cruz. Y en tercer lugar, admitió que en su momento se reunió con el juez Norberto Oyarbide por pedido del fallecido ex presidente, y que con el magistrado armaron la pericia ficticia para sobreseerlo.

También trascendió la declaración de la viuda de Muñoz como arrepentida, y estalló la guerra en Tribunales. Pochetti confesó ante Bonadio -que también la procesó- y Stornelli, que había sobornado al juez Luis Rodríguez para que beneficiara a su marido y a ella en la justicia. Muñoz y Pochetti fueron sobreseídos hace años en una causa de enriquecimiento ilícito, que fue reabierta en 2016 a raíz de las revelaciones de los Panama Papers: Stornelli le pidió a Rodríguez que detenga y congele las cuentas de Pochetti. El juez lo rechazó todo. Esta semana ampliarán la denuncia en su contra que tiene el Consejo de la Magistratura.

No paso un día de que estallara el escándalo, que surgió otro. El sitio de Horacio Verbitsky publicó una nota con la denuncia de un productor agropecuario que asegura que un hombre le pidió coimas en nombre del fiscal Stornelli para no ser detenido en la causa de los cuadernos. El fiscal lo calificó de “berreta operación política”.

Todo esto seguirá, pero el protagonista de la nueva semana judicial podría ser Boudou. La Cámara de Casación Penal tiene fijada para el miércoles una audiencia para escuchar a la defensa del ex vice. Boudou fue condenado a casi seis años de prisión por quedarse con la fábrica de papel moneda Ciccone. El tribunal que lo condenó resolvió dejarlo en libertad hasta que defina Casación: lo hará ahora.

Desde: rionegro argentina

Compartir