Connect with us

NACIONALES

Las sumas fijas podrían dejar más atrasado el salario que en 2019

Published

on

La idea de negociación salarial con los sindicatos que sugiere el Gobierno nacional, basada en sumas fijas y en acuerdos cortos, no convence a los gremialistas, que objetan que esta situación provocará un “achatamiento” en la pirámide salarial.

Los montos fijos, que suelen no impactar en algunos ítems salariales, podrían hacer que los aumentos queden por detrás de la inflación. Por eso, los especialistas ya están evaluando sus consecuencias.

En 2019, en Córdoba, por ejemplo, y según datos actualizados del Ministerio de Trabajo de la Nación, los salarios perdieron, respecto a la inflación interanual, alrededor del 6,76 por ciento.

Para el analista de Ieral Fundación Mediterránea, Gerardo García Oro, “es muy difícil que el otorgamiento de las sumas fijas alcance a hacer que los salarios puedan ganarle a la inflación este año”, lo que se sumaría a la pérdida del año pasado.

Aunque Oro supeditó todo a la dimensión que tendrían las sumas fijas y a la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

La primera reunión de la paritaria docente, la semana pasada, marcó un poco el tono de la idea que maneja el Gobierno nacional. Si bien el ministro de Educación, Nicolás Trotta, no descartó la cláusula de ajuste por inflación, sí se habló de acuerdos “cortos”: esto es, dos o tres meses con sumas fijas y, además, la evaluación del impacto de la inflación en esos períodos.

Por otro lado, la suma fija de cuatro mil pesos para enero y febrero, decretada por el presidente Alberto Fernández, marcó una pauta.

El camionero Hugo Moyano, este fin de semana, envió una señal positiva al Gobierno y dijo que las sumas fijas son “una buena medida”. Pero no todos los sindicalistas acompañan esta idea.

Durante el gobierno de Mauricio Macri, los sindicatos apostaron al ajuste por inflación como objetivo máximo. Aquellos que no lo hicieron terminaron consiguiendo porcentajes remunerativos; es decir, con impacto en ítems como antigüedad, título u horas extras, por citar algunos. De todas maneras, perdieron.

García Oro explicó que durante 2019 “en algunos casos no alcanzaron las estrategias de cláusulas gatillo”. Aunque citó como ejemplos de éxito los acuerdos logrados por los estatales provinciales y municipales que, con diferencias, pudieron ajustarse al IPC.

“En 2019, los salarios de casi todos los sectores perdieron contra el ritmo con el que evolucionaron los precios, hablando de una inflación por arriba del 50 por ciento contra salarios que en su mayoría, en promedio, han evolucionado un 35 o un 38 por ciento interanual”, dijo el especialista.

Según García Oro, más allá de lo generosos que puedan resultar los montos fijos, es probable que “no alcancen a compensar las pérdidas de años anteriores”.

“Ahí está un poco la apuesta, porque la mayor conflictividad va a venir porque los gremios van a querer recuperar el terreno perdido en 2019”, concluyó.

 Achatado

El secretario general de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio (Agec), Pablo Chacón, dijo que los primeros días de marzo habrá una reunión del gremio mercantil para evaluar porcentaje o suma fija en su próximo acuerdo salarial. Y se mostró afín a la primera opción.

“Para nosotros, debiera ser por inflación, por porcentaje. Es lo único que nos convence. El monto fijo achata todas las categorías, todas las escalas”, criticó.

Comercio es uno de los gremios que más afiliados tiene a nivel nacional. El año pasado, había logrado acuerdos por porcentaje con revisiones y, ante el aumento de la inflación interanual, el promedio de los salarios de este sector quedó en 6,36 por ciento debajo de la inflación, según registros oficiales actualizados a septiembre.

Por su parte, en la industria de la alimentación el promedio de los salarios quedó 8,6 por ciento por debajo de la inflación.

El dirigente de la Federación de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (FTIA), Héctor Morcillo, aseguró que aún no evalúan a futuro cómo será el acuerdo de salarios, puesto que no pudieron cerrar la cláusula de revisión pactada el año pasado.

De todos modos, sí confirmó que los cuatro mil pesos del incremento solidario fueron percibidos por el sector. Morcillo agregó que “se está cumpliendo” en algunos adicionales de ley, “por ejemplo, horas extras, vacaciones, aguinaldo, menos en los adicionales de convenio, como la antigüedad”.

Anticipándose a lo que también podría ocurrir en la Provincia del lado de los estatales, uno de los gremialistas que más oposición muestra a las sumas fijas es Domingo Ovando –secretario general de la Unión del Personal Superior (UPS)–, quien considera que esta idea es injusta para los empleados de carrera.

“Están achatando una pirámide que nos costó mucho tiempo construir”, dijo el dirigente gremial y pidió que si el acuerdo “es fijo”, que sea “porcentual para arriba” para equiparar.

“La suma fija no incentiva realmente a hacer carrera administrativa. Le están quitando responsabilidad a los cargos que se ostentan. Antes, entre las categorías 1 y 2 había diferencias. Hoy te separan 100 pesos”, agregó.

Sector privado: la inflación superó los sueldos durante el año pasado

El impacto de la inflación en Córdoba en el último año dejó atrasados a los salarios en general.

Según los últimos datos cargados oficialmente por el Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (Oede), del Ministerio de Trabajo de la Nación y del Ministerio de Finanzas de la Provincia de Córdoba, el promedio salarial en el sector privado alcanzó los 40.200 pesos en septiembre de 2019.

Esto supuso un incremento interanual de 45,9 por ciento contra un aumento de precios de 52,66 por ciento en igual período, entre septiembre de 2018 y septiembre de 2019.

La rama que mejor parada quedó ante la inflación fue la del sector financiero. Los bancarios, por ejemplo, obtuvieron en promedio salarial 86.183 pesos y quedaron por debajo de la inflación en Córdoba en 2,95 por ciento.

Quienes más perdieron fueron los trabajadores del sector de la construcción, con 15,76 por ciento por debajo de la inflación, y el sector hotelero y gastronómico, con 14,6 por ciento por debajo de la inflación.

En la construcción, el promedio salarial alcanzó los 30.231 pesos en el período registrado. Además, fueron los que menor aumento recibieron: 36,9 por ciento. En el sector gastronómico, el salario promedio fue de 19.658 pesos.

Enseñanza (-10,6 por ciento) y Servicios Sociales y de Salud (-10 por ciento) fueron otros dos rubros del sector privado cuyos salarios quedaron más por detrás de la inflación en el año que pasó.

LA VOZ.-

NACIONALES

Boudou en prisión domiciliaria:»La actuación de Alberto Fernández frente al coronavirus es descollante»

Published

on

El exvicepresidente habló del reencuentro con su familia, de las lágrimas que derramó cuando se enteró de que iba a ser liberado y de la marcha del Gobierno. Se comprometió a seguir en contacto con los familiares de los presos políticos.

Todavía no termina de caer. Amado Boudou está desde anoche en su casa, con tobillera electrónica, porque la justicia hizo lugar a un pedido de su defensa para que el exvicepresidente cumpla arresto domiciliario. Llegó a su casa y abrazó a Mónica, su mujer, pero no quiso despertar a sus hijos Simón y León, con quien el reencuentro se produjo recién esta mañana. "Llegué anoche y nos quedamos con Mónica esperando que los chicos se despertaran", dijo en declaraciones radiales. 
Sobre la pandemia de coronavirus y las medidas que tomó el Presidente, dijo: "Hay que reacomodarse a esto, todo el mundo la está pasando muy mal. La medida que tomó el Presidente es ejemplar, lo de él es descollante porque lo más fácil hubiera sido hacer como si nada pasara. Estamos minimizando el riesgo, que nunca va a ser cero. Va a haber dolor y una secuela económica, pero lo que está haciendo el gobierno argentino es lo que hay que hacer".
"Agradezco a todos y todas los que nos fueron a visitar y hay que seguir haciéndolo a todos cuando termine la pandemia", sostuvo. Y Prometió que va a seguir luchando para que cesen las detenciones arbitrarias: "Voy a seguir en contacto de las organizaciones y los familiares y las familiaras de los que están detenidos porque esta lucha tiene que continuar". Confesó que cuando se enteró de que se iba a ir a su casa, lloró: "Algún lagrimón largué. Cuando es de alegría o de emoción, una lágrima vale la pena. De las otras, no".
PAGINA 12.-
Continue Reading

NACIONALES

Alberto Fernández: “La cuarentena va a seguir, no podemos perder lo que hemos hecho”

Published

on

El Presidente, Alberto Fernández, aseguró este lunes en la noche que la cuarentena dispuesta a partir de la pandemia de coronavirus "va a seguir" después del 13 de abril, que era la fecha establecida para su finalización; y aclaró que "lo que puede hacerse es flexibilizarla" para algunas actividades de la economía.

“Va a seguir, lo que podemos hacer es flexibilizarla. Hicimos un enorme esfuerzo y no podemos perder lo que hemos hecho”, sostuvo Fernández en declaraciones al canal TN.

En tanto, anticipó que este martes se reunirá con dirigentes de la Confederación General de Trabajo (CGT), la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de Comercio (CAC) en la residencia de Olivos, en un encuentro que se hará a las 11 y del que también participarán integrantes del grupo de expertos infectólogos que el Gobierno tiene en sus equipos de consulta.

Además, anunció que también una videoconferencia con los gobernadores para analizar la situación y la perspectiva a futuro. El objetivo de estos encuentros, dijo el Presidente, es avanzar en la toma de decisiones en “conjunto”.

Al mismo tiempo, adelantó que mañana estará publicado en el Boletín Oficial el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que le da a los intendentes la potestad del control de precios y el poder de policía para hacer frente al aumento injustificado en los comercios.

Sobre la evolución de las medidas de restricción y la mitigación de los efectos de la pandemia, Fernández expresó que “estamos sintiendo que estamos un poco mejor, y estamos un poco mejor, pero tenemos que ir con cuidado”.

Por eso, reiteró que “no tenemos que hablar de terminar la cuarentena, porque no la vamos a terminar. Lo que vamos a ver es qué tipo de actividad podemos flexibilizar, y eso quisiera que lo habláramos en conjunto”. Para el mandatario, “lo peor que nos podría pasar es que, con esta idea que muchos alimentan de recuperar la economía, terminemos enfermando a los argentinos”.

“Si quieren resolver todo, les digo que si a un fábrica entra una persona con coronavirus, lo que ocurrirá es que enferme a sus compañeros, y ahí tendremos un problema mucho mayor -enfatizó-: más gente enferma y una fábrica que no pueda funcionar porque sus trabajadores se enfermaron”.

Por eso, el Presidente insistió en que “hay actividades que podemos ir pensando en levantar y otras en que se hace más difícil”.
“Hemos dado un gran paso”, dijo, y pidió “mirar lo que pasa en el resto del mundo” para entender cómo Argentina logró “eso que llaman aplanar la curva, y que me gusta decir ralentizar el contagio”, aclaró Fernández.

Sobre las clases aseguró que “no van a volver” porque “una de las cosas que debemos cuidar es que el transporte público no se llene de gente”, ya que “es el canal ideal para infectar”.

“Tenemos que hacer que el tránsito de personas en la calle, trenes, subte y colectivos sea relativamente mínimo porque, si no, el riesgo es muy grande”, advirtió, en referencia a que “si mañana largamos a todo el mundo a trabajar, haríamos un enorme caos”.

Tras aclarar que está “de acuerdo” en “tratar poco a poco de recuperar la vida normalmente”, el Presidente pidió “ver” qué se debe “privilegiar” en esta instancia, en referencia a que si “la economía empiece a moverse o que la gente se infecte y enferme. Yo elijo que la economía espere y cuidar a los argentinos”, subrayó.

Por otro lado, destacó el rol de la oposición y dijo que “lo único” que recibe de gobernadores e intendentes, tanto del Conurbano como del interior bonaerense, es “colaboración, ayuda y querer sumarse a un trabajo conjunto”.

Al respecto, explicó que “una cosa es gobernar y otra es tirar piedras” y que “hay una oposición que llena las redes sociales con difamaciones, mentiras, noticias falsas e insultos, que tratan de levantara gente en un momento en que todos tendríamos que estar unidos para sobrellevar lo que nos pasa”.

En contraposición, afirmó que “hay otra oposición, en las intendencias, que trabajan codo a codo con nosotros para tratar de resolver el problema de los argentinos”, y mencionó los aportes del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los intendentes Jorge Macri (Vicente López), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Néstor Grindetti (Lanús) y Guillermo Montenegro (General Pueyrredón), por quienes expresó que “no es justo decir que todo es lo mismo”.

También indicó que mañana se comunicará con el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, para “coordinar un encuentro con la oposición, por videoconferencia. para organizar un grupo que siga de cerca cómo evolucionan las compras”.

Consultado por la asistencia masiva de jubilados a los bancos, Fernández reconoció que “hubo un error” en la organización pero planteó que “también es cierto que mucha gente vio los bancos abiertos y se volcó a hacer trámites que no tenían nada que ver con el cobro de jubilaciones, y eso generó un problema”.

“Había un montón de jubilados que no habían cobrado su jubilación, vieron un banco abierto y fueron a cobrarlo; y hay un montón que confían más en ver al cajero dándole el dinero que ir a a un cajero automático”, dio y resumió: “Todo eso nos pasó y nos hizo pasar un trago amargo, pero en 24 horas reaccionamos”.

TELAM.-

Continue Reading

DESTACADA

Polémica: el Gobierno compró alimentos un 50% más caros que los precios máximos

Published

on

La Argentina amaneció con una polémica compra de alimentos . Mediante siete resoluciones , el Ministerio de Desarrollo Social hizo compras millonarias en medio de la pandemia del coronavirus.

Por Diego Cabot | El punto no es la cantidad de aceite, fideos, arroz o lentejas que compró, sino los precios que pagó . Tan llamativo es el proceso licitatorio que el propio Estado convalida precios muy superiores a los que establece en el programa Precios Máximos .

El caso más llamativo es el del aceite . Mediante la resolución 150/2020 autorizó la compra de 1,700,000 "unidades de aceite mezcla en presentación de 1,5 litros, solicitada por la Secretaría de Articulación de Política Social".

La norma establece la compra, finalmente, de dos lotes de 340.000 unidades de botellas de 1,5 cada una. La empresa Sol Ganadera se quedó con una de las partidas. Le vendió al Estado cada botella de la marca Indigo en $157,80. El otro lo contrató la firma Copacabana por una cantidad similar y el precio, en este caso de la marca Ideal, es de 157,67 pesos.

La cuenta lleva la contratación a un total de 107.599.800 pesos por 1,02 millones de botellas, ya que el resto no se adjudica. El punto es que en la página de Precios Máximos , que el Gobierno señala como de cumplimiento obligatorio, uno de esos productos, el aceite de 1,5 litros Ideal, tiene un valor máximo de 98 pesos por botella.

"La Sindicatura General de la Nación (Sigen) fija los precios testigo, las licitaciones son abiertas y, en todos los casos, el Ministerio pidió rebajas de precios", dijo esta mañana a LA NACION una alta fuente del Ministerio de Desarrollo Social.

Pero el aceite no es la única compra llamativa . En otra de las licitaciones publicadas, que se pueden verificar en Boletín Oficial , se puede ver un caso similar con los fideos . La cartera que conduce Daniel Arroyo convalidó la compra de 1.020.000 paquetes de fideos semolados de medio kilo.

Esta vez fueron tres lotes de 340.000 paquetes, cada uno de las marcas Doña Luisa o Sua Pasta, Pastarole y Aldente o Pastarole. Cada uno de ellos se compró a $85,76, $84,77 y $84 respectivamente, lo que da un promedio de 84,84 cada uno. En este punto, el ministro aclaró a este medio que mediante otra resolución se modificó un error en el que consigna que los 84, 84 pesos que se pagó en realidad corresponden al kilo, pese a que el proveedor lo entregue en paquetes de 500 gramos.

Sin embargo, siempre según el relevamiento que se puede hacer de la lista de Precios Máximos convalidada por el Gobierno, un producto similar tiene un valor de 52 pesos, aunque hay opciones más económicas.

Pero más allá del disparatado nivel de precios, lo llamativo es que aquellos valores impuestos por el Estado son por la compra unitaria de un producto . En este caso, el Estado pagó mucho más por millones de unidades.

"Hemos hecho una compra extraordinaria de alimentos…leche, azúcar, fideos, lentejas y harina. La Sigen establece los precios testigos y se convocaron a once proveedores de alimentos y a diez proveedores de leche", explicó Arroyo , titular de la cartera, en declaraciones a LA NACION y a otros medios televisivos. Y enseguida agregó: "La compra es por kilo, el paquete es por medio kilo. La Sigen no establece el tema de la logística".

Sin embargo, en el Ministerio, reconocieron a LA NACION que se pagó por encima de los Precios Máximos mediante un comunicado que hicieron llegar a este medio.Y aclararon que el Estado paga a 90 o 120 días en muchos casos.

En los casos de aceite y azúcar, los proveedores cotizaron por encima del precio testigo y se les solicitó una mejora de precio. Las ofertas posteriores siguieron por arriba del precio, pero ante la necesidad de llegar a comedores y merenderos con esos productos que forman parte de la canasta básica, se decidió realizar la compra.

Beneficiado

El Ministerio de Desarrollo Social fue beneficiado en la semana con una partida millonaria para la compra de alimentos. En una modificación presupuestaria que tuvo la firma del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Economía, Martín Guzmán , se le asignaron 36.688 millones de pesos para la compra de alimentos. Sólo para establecer una comparación. En esa misma norma, el fondeo para el Ministerio de Salud fue de $4325 millones para el programa "Prevención y control para enfermedades inmunoprevenibles" y para la adquisición de bienes, $2565 millones.

El changuito del Ministerio de Desarrollo Social se realizó sostenido por un herramental de normas de emergencia que se aplican por la crisis del coronavirus mediante las que se "habilitan a todas las áreas comprometidas en dar respuestas integrales a utilizar herramientas que otorguen celeridad y eficacia a la atención de las necesidades que se presenten con relación al Coronavirus COVID-19", dicen los considerandos.

"La Secretaría de Articulación de Política Social indicó la necesidad de sumar acciones pertinentes a las medidas ya adoptadas, a fin de abastecer de manera inmediata las urgencias producidas a fin de evitar impactos más gravosos para la población de alta vulnerabilidad en razón del brote del nuevo coronavirus como una pandemia, de acuerdo a lo declarado por la Organización Mundial de la Salud", se lee más adelante. Así, con la pandemia y la necesidad de alimento como telón de fondo, el Gobierno convalidó precios muy por encima de los que fija como máximos.

Hubo algunas compras más para el cotizado changuito del Ministerio de Desarrollo Social. También se licitaron 1,7 millones de bolsas de un kilo de azúcar y se adjudicaron 680.000 en dos lotes de 340.000. Le entregarán bolsas de una marca llamada La Muñeca por las que se habrán pagado $75 en promedio por cada una. En precios máximos hay cuatro marcas: Ledesma ($56), Chango ($56), Dominó ($50) y Arcor ($52).

Con las lentejas se dio una situación similar. Se adjudicaron tres lotes de 340.000 bolsas de 500 gramos cada una a un precio, promedio de 168,51 pesos.

La llamativa situación se da en medio de los enojos presidenciales por el precio de los alimentos. De hecho, según el propio Jefe de Estado Alberto Fernández dijo, prepara un decreto de necesidad y urgencia para convertir a los municipios en autoridad de aplicación de la ley de defensa a la competencia, justamente, para controlar los precios máximos de los alimentos.

(*) El autor es periodista de la sección economía del diario La Nación.

Continue Reading
NBCH
Advertisement

Tendencia

Copyright © 2020 Campo Largo Chaco - Perteneciente al grupo Limón Comunicación