Connect with us

CHACO

“Estas tres semanas serán críticas para el sistema de salud, si se sigue incrementando el número de casos”

El subsecretario de Promoción de la Salud advierte que, si la provincia supera la barrera de los 700 casos de Covid-19 por día, sostenidamente, no habrá posibilidad de dar la cobertura en la atención a todos los pacientes, pese a todas las ampliaciones en el principal centro sanitario del Chaco, el hospital Perrando.

El subsecretario de Promoción de la Salud de la provincia, Atilio García Plichta apeló una vez más a la consciencia social para el respeto de todas las medidas de cuidado, haciendo foco en las próximas tres semanas que, advirtió, serán “críticas para el sistema de salud” del Chaco. Para el funcionario, ese comportamiento social será indispensable para evitar para evitar ver aquí “las mismas imágenes de Europa o de algunos países de América Latina, donde no se podía dar atención a la totalidad de las personas que padecen Covid-19”.

“Si llega ese colapso será como un accidente de tránsito masivo y no se podrá dar la atención a un gran número de personas”, alertó en declaraciones a Radio Provincia, resaltando la mayor circulación del virus en el territorio chaqueño.

“Estas tres semanas serán críticas para el sistema de salud, si se sigue incrementando el número de casos. La población en su conjunto y cada individuo deben comprender que tenemos un incremento tremendo del número de casos”, describió, y resaltó que esa situación generará un aumento en la demanda de ocupación de camas en el sector público y privado.

“Si pasamos la barrera de los 700 casos por día sostenidamente no habrá posibilidad de dar la cobertura en la atención a los pacientes Covid-19”, explicó el especialista, y recordó que un paciente con requerimiento de oxígeno demanda una internación de 14 días en promedio. “La disponibilidad de las camas estará sujeta a la internación y a las altas que se otorguen”, expuso.

 

“El virus no mutó en su forma de transmisión”

“Debemos entender que el virus no mutó en su forma de transmisión, sino que nosotros tenemos conductas que ponen en riesgo y generan este aumento excesivo del número de casos”, indicó García Plichta. Por eso resaltó las recomendaciones ya conocidas de higiene de manos, distanciamiento y barbijo, además de evitar el contacto con personas que pertenezcan a otras burbujas.

Con respecto a la incorporación de camas para atención de pacientes Covid-19 en el sector público provincial, recordó que “están dentro de un plan estratégico para la contención del virus”.

Las incorporaciones de camas y equipamiento para tratar pacientes con Covid-19 se concretaron, en distintas etapas, dentro del hospital Modular, en la zona de aislamiento, en las Pastillas 6 y 9, y en la Pastilla 1 del Hospital Perrando.

“Se ampliará a medida que el requerimiento de camas así lo demande”, explicó, aunque subrayó que la ampliación en el Perrando tiene un límite ya que además existen otras patologías que deben atenderse con seguimiento y control. “Se buscan las estrategias para dar continuidad al tratamiento de pacientes con Covid. Hoy podemos hacerlo, pero es un número finito”, insistió.

 

Segundas dosis de Sputnik V

Frente a problemas de aglomeración que hubo el lunes en una posta de vacunación destinada a mayores de 75 años, en Resistencia, donde se colocaban segundas dosis de Sputnik V, el subsecretario dio detalles sobre la decisión de vacunar a esa franja etaria con la limitada cantidad de vacunas de ese componente que llegaron al país y a la provincia.

“El total de dosis del segundo componente que llegó a la provincia es de 2100. Cuando se inició la vacunación por edad, comenzamos con los mayores de 80 años y fuimos bajando por quinquenios. La decisión ahora fue comenzar con mayores de 75 años, teniendo en cuenta este grupo poblacional y la cantidad de dosis con la que contábamos. Por tanto, debíamos fijar una edad y grupos, por eso se optó por las terminaciones de DNI”, expuso.

Así, señaló que la aplicación de las segundas dosis de esta vacuna replicará el plan empleado para el primer componente, organizando a la población por quinquenio de edades y posteriormente a grupos estratégicos y de riesgo.

 

Inmunidad

 

Desde el punto de vista de la inmunización, García precisó, en base a las evidencias conocidas hasta el momento: “Cuando una persona se expone a cualquier virus o a una vacuna, hay un tiempo durante el cual se desarrolla la inmunidad, la defensa que nos permitirá pelear contra un virus. Desde que nos exponen a una sustancia ajena a la especie humana (la vacuna) vamos a empezar a dar las primeras señales dentro de las 72 horas, pero la carga máxima se observará en el día 21. Hoy se sabe que no es necesario (cumplir) ese tiempo breve, sino que se puede volver a exponer al sistema inmunológico en contacto con esta sustancia, que es la vacuna, al tercer mes, como mínimo, y hasta siete meses”.

En esa línea, reveló que “cuando se aplica un segundo componente se hace un refuerzo, para que el sistema inmunológico vuelva a generar anticuerpos y que duren más tiempo”.

“En mayores de 60 años, que tienen más de tres meses de haberse colocado la vacuna, hoy no hay personas que estén en asistencia respiratoria mecánica. Esto es un golpe contra el virus”, enfatizó el subsecretario. Destacó así que entre el 71 y 73% de los mayores de 60 años ya está vacunado. “Tenemos que seguir avanzando con ese casi 30% que por acceso u otro motivo todavía no se vacunó”, acotó.

En tanto, del grupo de riesgo entre 18 y 59 años, resaltó los riesgos que conlleva la obesidad, ya que 98% de las personas obesas que llegan a asistencia respiratoria mecánica, muere. “Si la persona se inmuniza, la mortalidad cae absolutamente”, afirmó.

“Lograr la inmunidad en el mayor número posible de personas hará que disminuya la circulación de la enfermedad”, subrayó el funcionario. Además, indicó que “sosteniendo los cuidados, junto con la aplicación de la vacuna y las personas que se contagiaron y desarrollaron inmunidad, en dos meses la inmunidad de rebaño estará desarrollada de tal manera que permitirá descomprimir el sistema de salud”.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Advertisement Este es el ejemplo de un texto alternativo