Sudoeste: lluvia y temperaturas benignas acompañan la planificación de campañas de soja, algodón y maíz

Si bien los registros de la lluvia promedian los 20 milímetros, han sido varios cada 15 días.

La lluvia llegó al sudoeste chaqueño, acompañada de temperaturas que, últimamente tienen como máxima los 30 grados. A pesar de una campaña triguera floja, según los técnicos las precipitaciones –aunque no abundantes- y las temperaturas del último mes podrían plantear un escenario positivo para la próxima campaña.

“La lluvia llegó en los últimos días de septiembre, y 15 días después volvió a llover. Para el 23 de octubre deberíamos volver a tener registros similares”, señaló el ingeniero Luis Silva, delegado del Ministerio de Producción en el Departamento Chacabuco. Para Silva “que se de cada 15 o 20 días una lluvia, más allá de que sean bajos milimetrajes, hace que el ambiente esté cambiando para los cultivos que están desarrollándose, y para la planificación de siembre de algodón, soja y maíz (que estamos encontrando siembra con más frecuencia en el mes de diciembre)”.

El ingeniero explicó que luego de un pico de entre 42 y 44 grados a mediados de septiembre que afectó algunos lotes de trigo, en la terminación de ciclo “ahora tenemos temperaturas más benignas y con milimetrajes de 20 milímetros de promedio, para los que están haciendo barbecho y control de malezas, que mejoran las condiciones para trabajar”

“Sería interesante que los milimetrajes sean más altos (entre 40 y 50), pero  el cambio de ambiente se está marcando y eso ya es importante”, aseguró.

Respecto a la situación del trigo, Silva describió que, en algunos sectores, hay lotes donde impactó la inundación “tanto en el lavado de nutrientes –los más móviles- y al mismo tiempo, densificación de suelos, donde se acostó el trigo”.

Trasladando a números, las primeras trillas, el rinde esta entre  700 y 1.500 kilos/hectáreas, con picos bajos de 400 kilos, y máximos de 3 mil.

“En cambio, al oeste con suelos más nuevos, en lotes de girasol, donde la germinación no fue uniforme, también hay lotes donde la sembradora llegó a más profundidad se ven lotes uniformes. Tenemos lotes donde hay proceso de floración con brotes de baja altura entre 40 y 60 centímetros, y otro con 80 centímetros. Es una sumatoria de factores lo que determina el proceso, pero en este caso no es solo la lluvia, sino también el manejo”, remarcó-

DIARIO NORTE.-