“Viruela de mono”: de qué se trata la enfermedad que pone en vilo a Europa

Reino Unido, Portugal y España han registrado casos de viruela de mono. Las autoridades sanitarias de los países europeos siguen muy de cerca la evolución de esta infección en el continente. Cuáles son los principales síntomas y a quiénes afecta.
Todavía recuperándose de los coletazos virales, sociales y económicos de la pandemia de coronavirus, una nueva infección prendió todas las alertas en Europa: la viruela de mono.
En los últimos días, Reino Unido, Portugal y España han informado casos positivos de esta enfermedad contagiosa. El primero registró 7 enfermos, el segundo 5 y el tercero 8. Las tres naciones europeas emitieron alerta sanitaria nacional ante la posibilidad de un brote.
La viruela de mono fue reconocida por primera vez en 1958 a raíz de una infección que presentaba características similares a las vistas en un grupo de simios.
La misma se contagia por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales o personas infectadas y se da principalmente en zonas remotas de África central y occidental.
Según explicó la Organización Mundial de la Salud (OMS), el período de incubación varía entre 5 y 21 días y se divide en dos períodos bien diferenciados.
La primera etapa se caracteriza por fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía).
La segunda se caracteriza por la presencia de erupciones cutáneas que pueden surgir en diferentes partes del cuerpo como la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies.
La sintomatología de la viruela símica suele durar 14 a 21 días y los casos de gravedad se producen en niños. La evolución de la enfermedad dependerá del estado de salud previo de cada paciente.
En los distintos brotes que ha tenido la infección desde su descubrimiento, la tasa de letalidad nunca ha superado el 10% aunque la OMS destaca que “la mayor parte de las defunciones se producen en los grupos etarios más jóvenes”.
No existen tratamientos específicos para contrarrestar esta enfermedad. Sin embargo, la entidad mundial remarca que la vacuna antivariólica demostró una eficacia del 85% para prevenirla.
La100.-