Dos detenidos que participaron de la violación grupal en Palermo dieron positivo en las pruebas de ADN

Los resultados determinaron que en la escena del hecho se encontraban perfiles genéticos de Lautaro Ciongo Pasotti de 24 años, y Ángel Pascual Ramos de 23.
La prueba genética complica la situación judicial de dos jóvenes de 23 y 24 años. Por la causa hay seis personas con prisión preventiva por «abuso sexual agravado». El cotejo se hizo a partir del análisis de la ropa interior de la víctima y muestras de semen encontradas en el auto donde se produjo el abuso sexual contra la joven de 21 años.
Los resultados determinaron que en la escena del hecho se encontraban perfiles genéticos de Lautaro Ciongo Pasotti de 24 años, y Ángel Pascual Ramos de 23.
La violación grupal en cercanías de la Plaza Serrano ocurrió el feriado del lunes 28 de febrero alrededor de las 14:45 horas. Luego de tres meses de investigación, fuentes judiciales confirmaron a Infobae que las muestras de ADN dieron positivo para dos de los seis detenidos con prisión preventiva.
El abogado de la víctima, Hugo Figueroa confirmó que los ADN hallados pertenecen a Lautaro Ciongo Pasotti y Ángel Pascual Ramos quienes se enfrentan a una situación judicial más comprometida. Sin embargo, el resultado no exime al resto del grupo dado que todos fueron partícipes y con «un plan previo», indicó el letrado a Télam. Por tal motivo, las imputaciones serán diferenciadas y deberán enfrentar el juicio.
El juez en lo Criminal y Correccional 21, Marcos Fernández fue quien tiempo atrás planteó, y fue ratificado por la Cámara de Casación, que los imputados actuaron en base a un plan que hicieron «con división de tareas». Por tal motivo, dicha organización delictiva «permite atribuirles la totalidad de la obra común, más allá de que alguno de los imputados no hubiera realizado de propia mano la conducta descripta en el verbo típico».
A partir del análisis realizado y con las pruebas obtenidas, el juez reafirmó que el delito se ejecutó a partir de un acuerdo previo «de voluntades y roles». De manera que, si bien no todos cometieron el abuso sexual con acceso carnal, sí tuvieron participación en el «ataque sexual masivo» debido al plan realizado de manera previa y donde todos coincidieron en trasladar a la joven al vehículo de uno de ellos.
Infobae.-