Corrientes: Excomisario acusado de abuso sexual ofreció 300 mil pesos para evitar el juicio

La oferta fue hecha en el marco de una audiencia de suspensión de juicio a prueba. “Ya he sido condenado sin haber llegado a juicio, qué más daño quieren hacerme”, dijo Sergio Sánchez.
Un excomisario correntino acusado de abuso sexual ofreció 300 mil pesos para evitar ir a juicio.

Se trata del excomisario general Sergio Sánchez, quien fue pasado a disponibilidad en la Policía de Corrientes por estar procesado en una causa por abuso sexual simple y acoso contra una suboficial con la que trabajaba en Villa Olivari.

El mes pasado fue nombrado director general de Personal y Formación policial en la Jefatura de la Policía de Corrientes, pero su designación generó gran repudio en la comunidad y fue dado de baja.

Ayer, en la localidad de Ituzaingó, se llevó a cabo la audiencia de suspensión de juicio a prueba solicitada por Sánchez.

Allí ofreció abonar la suma de 300 mil pesos en cuotas de 15 mil y la realización de tareas comunitarias en la ciudad de Gobernador Virasoro.

La fiscalía de Instrucción se opuso a lo peticionado en razón de tratarse de hechos cometidos en el contexto de violencia de género y en ocasión del servicio de funcionario público, aprovechándose el imputado de la calidad de subordinada de la víctima.

Se le cedió la palabra a la víctima, quien también se opuso y rechazó el ofrecimiento.

En tanto, Sánchez expresó que ya se encuentra “condenado sin haber llegado a juicio, qué más daño quieren hacerme”.

Finalmente, el juez de Instrucción y Correccional, doctor Claudio Garay, resolvió no hacer lugar a la suspensión de juicio a prueba.

Cabe recordar que el hecho trascendió en el 2017. Luego de la denuncia presentada por Liliana I., sus familiares y allegados realizaron una marcha para reclamar justicia en Ituzaingó. En ese marco, la mujer policía detalló la situación que padeció mientras trabajaba en la seccional de Villa Olivari.

“El comisario de ahí me acosaba siempre, diciéndome cosas. Nunca pensé que me iba a manosear, que me iba a tocar”, señaló la suboficial en una acusación pública. “Un día llevé papeles a la oficina de él para que firmara, como siempre, (él) cerró la puerta y dijo que yo necesitaba unos masajes. Le dije que no, que no necesitaba nada. Pero se levantó, cerró las cortinas, me tocó los pechos, me besó el cuello y me quiso levantar la chomba”, contó Liliana. Asimismo, relató que la situación le provocó un grave cuadro depresivo y que hasta pensó en quitarse la vida.

La causa avanzó, y en marzo de 2020, el Juzgado de Instrucción y Correccional de Ituzaingó procesó por abuso sexual simple y acoso, al comisario Sergio Rubén Sánchez, quien permanece en libertad.
Diario21.-