Tenía 17 años, se negaron a atenderlo en la guardia y murió: “La doctora estaba durmiendo”

Se trata de Sergio Ramón Checho Ríos, un adolescente de Corrientes que padecía una discapacidad. “Cuando llegué, todo estaba cerrado”, dijo su madre sobre la guardia del hospital.
En las últimas horas se conoció un caso que conmocionó los vecinos de Itatí, Corrientes. Una mujer de esa localidad denunció en la Comisaría que su hijo discapacitado falleció porque se negaron a atenderlo en la guardia. Las enfermeras del hospital le pidieron que vuelva al día siguiente pero el menor no resistió.
Se trata de Sergio Ramón “Checho” Ríos de 17 años, quien padecía daños neurológicos a partir de un cuadro de meningitis neumocócica que tuvo a los seis meses de vida. Su madre, Marta, llamó al hospital para pedir una ambulancia ya que su hijo no contaba con medios de movilidad para trasladarse.
“Nunca atendieron mis llamados, así que lo envolví en una frazada, lo cargué y fui caminando hasta allá. Cuando llegué, todo estaba cerrado y con mi hija de doce años tuvimos que golpear las manos muchas veces para que los atiendan”, contó Marta sobre el episodio que ocurrió en la madrugada del lunes pasado.
“Le pregunté por el médico de guardia porque mi hijo no estaba bien, pero me respondieron que la doctora estaba durmiendo. La enfermera le puso oxígeno y yo insistí por el médico”, dijo la madre de “Checho”.
Cuando la enfermera regresó le dijo que debía volver con su hijo a las 8 de la mañana porque a esa hora entraba de guardia el médico que siempre lo atendía. “Volví a mi casa y mi hijito lloraba, pero nunca supe qué era. Él no hablaba, sólo decía ‘mamá’ y golpeaba las manos para comunicarse”, continuó Marta.
La historia tiene un triste desenlace porque el menor terminó muriendo en sus brazos. “¿Cómo es posible que una médica duerma en su guardia y cuando se la necesita te manda a tu casa. ¿Quién responde por la muerte de mi hijo, que pudo ser evitada?”, se cuestionó.
La100.-