El representante de Agustín Rossi explotó de furia contra la dirigencia de Boca: “Es una vergüenza hacerle esto a este chico”

Miguel González, agente de Agustín Rossi, salió al cruce de la versión aportada por el presidente de Boca Juniors Jorge Amor Ameal acerca de las negociaciones para renovar el contrato del arquero xeneize.
La novela entre Boca Juniors y Agustín Rossi por la renovación del contrato del arquero volvió a sumar un nuevo capítulo tras las ácidas declaraciones del presidente xeneize Jorge Amor Ameal.
“Boca hizo un esfuerzo como para decir ‘vamos a mantener a Rossi’, pero aparecieron con otra propuesta y no estamos de acuerdo en quebrar al club”, disparó Ameal en diálogo con La Red.
La explosiva opinión del directivo desató la furia del entorno del guardameta. El encargado de salir al cruce de la versión brindada por el titular del club de La Ribera fue ni más ni menos que Miguel González, el representante de Rossi.
“Agustín quería seguir. Lamentablemente no quisieron escuchar la diferencia que nosotros teníamos con el ofrecimiento de Boca. Fue una reunión en la cual dijeron es esto y esto, por lo cual no pudo haber ningún acercamiento de las partes. No estamos lejos. Lo que molesta es lo que están tirando”, afirmó González en declaraciones radiales.
Al mismo tiempo, el agente de futbolistas desafió a Jorge Amor Ameal, Juan Román Riquelme y el Consejo de Fútbol a televisar las negociaciones y mostrar quién dice la verdad.
“Es muy fácil decir ‘te doy dos edificios Puerto Madero’ y después vos te fijás y son dos terrenos baldíos en Villa Soldati. Es fácil ensuciar a un jugador que dio todo por Boca. A un jugador que jugó, no digo gratis, pero con el salario más bajo de Primera División. Es muy fácil decir que se le ofreció el salario más alto de la historia de Boca. No sé si reírme”, indicó.
A propósito de las reuniones que mantuvo con los referentes de la institución porteña, el entrevistado cuestionó en duros términos las formas de negociación que presentan quienes definen el futuro deportivo de los jugadores.
“Son imposiciones, te ponen el contrato, los años, te imponen el dinero, la forma de pago y no tenés derecho a opinar nada. Tenés que agarrar la birome y firmar”, aseguró.
Asimismo, Miguel González puso en duda la continuidad de Agustín Rossi bajo los tres palos del equipo azul y horo. “La impresión que me dio es que no juega más en Boca”, contó.
Y continuó: “Me dijeron que la única condición por la que lo venden es por 18 millones de dólares por la cláusula. No les importa la plata porque me dijeron ‘por más que vengan con plata no lo vamos a vender’. En lugar de venderlo lo quieren tener corriendo alrededor de la cancha”.
En un determinado momento de la entrevista, González no pudo evitar emocionarse debido a lo que, desde su perspectiva, es un destrato y una injusticia para con su representado.
“Mi calentura es por este chico. Es una vergüenza hacerle esto a este chico. Lo salen a ensuciar que ‘no quiere firmar’, ahora van a tener que poner la plata en otro, pero no quieren poner la plata en Rossi. Que no salgan después a decir que pidió una locura. Que pasen en limpio lo que está escrito”, acotó.
“Rossi estuvo hasta ahora comiendo tres sándwiches de mortadela y ahora Boca quiere reaccionar por un contrato a cuatro años. Lo que le pedimos está todo incluido, ¿qué quieren, que les regale el pase?”, ironizó.
Por último, el representante reveló la suma que habría ganado su cliente en los últimos dos años y medio de su carrera en el arco boquense. “Cobra un millón y medio de pesos mensuales. Si lo pasás a dólares son 4.000 dólares mensuales o 50 mil anuales y ganó cinco títulos en Boca”, concluyó Miguel González.
La100.-