Racing no aprovechó y Boca casi lo gana, pero terminaron 0-0

Racing, que tuvo un gran primer tiempo, perdonó más de la cuenta y el Xeneize casi se lo lleva en los últimos diez minutos. Polémica en la última jugada.
Racing le hizo sentir el rigor a Boca durante todo el primer tiempo. Lo sometió y hasta lo fastidió (posible cruce a piñas en el vestuario), pero el Xeneize reaccionó sobre el final y estuvo a nada de quedarse con los tres puntos. De hecho, Fernando Rapallini fue a revisar una mano en el VAR en la última jugada del partido y la consideró involuntaria.
Con un ánimo enérgico, la Academia le generó dos chances antes del minuto de juego. Primero lo tuvo Eugenio Mena con un remate desviado al córner y, de esa pelota parada, un cabezazo de Enzo Copetti que despejó sobre la línea Frank Fabra.
Con el correr de los minutos el equipo de Ibarra se estabilizó de ese temblor inicial pero nunca logró salir de ese estado de anonadamiento. Por eso, el local volvió a llegar con una gran combinación entre Copetti, que la bajó de cabeza en la puerta del área, y Rojas, que terminó la jugada con un remate a los guantes de un Rossi estupendo.
El partido atravesó por un bache futbolístico hasta el final del primer tiempo, cuando Boca estuvo cerca de sorprender por dos errores garrafales en la salida del conjunto de Avellaneda que desperdició Darío Benedetto. Después, retomó Racing y volvió a amenazar con un sablazo de Carlos Alcaraz que le sacó chispas al poste.
Pero en el complemento todo cambió. Boca lo tuvo: primero con un remate de Luis Vázquez y luego con un intento de Pol Fernández dentro del área. Y en tiempo cumplido, Jonathan Gómez arrastró la pelota con el brazo cuando fue a interceptar una arremetida de Villa. Llamaron desde la tecnología, el juez la fue a revisar y todo indicaba penal. Sin embargo, Rapallini decretó el final del duelo, que terminó sin alegrías.
DiarioPopular.-