Cien despidos en una fábrica de zapatillas por no poder importar insumos

El Grupo Dass, de capitales argentinos y brasileños, tiene su planta en Eldorado, Misiones. Fue visitada en 2021 por Alberto Fernández cuando anunciaron una inversión de u$s 25 millones.
La empresa misionera que fabrica zapatillas Nike y Adidas despidió a 100 operarios porque no puede importar insumos ante las restricciones impuestas por el Banco Central.
Se trata de Grupo Dass, una empresa de capitales argentinos y brasileños. Las desvinculaciones son en la planta de Eldorado, la más grande del país. Es la misma fábrica que fue visitada en 2021 por Alberto Fernández cuando anunciaron una inversión de US$ 25 millones.
La compañía responsabilizó por los despidos a las «trabas a las importaciones de insumos para producir, sumado a las medidas anunciadas por el Banco Central, el pasado junio, en donde se pone en vigencia un nuevo régimen de importaciones que limita el acceso a dólares de las empresas que importan para producir localmente».
Sostuvo que ese régimen «perjudica en mayor medida a las empresas que durante el 2021 incrementaron su estructura productiva: invirtiendo en el país, apostando al crecimiento de la producción nacional y generando puestos de trabajo, lo que obliga a Grupo Dass a reestructurar sus fábricas para poder sobrellevar la situación».
En Misiones, la empresa fabrica Nike, Fila, Umbro y Asics; mientras que en su fábrica de Coronel Suárez produce Adidas y Fila.
La empresa llegó al país en 2007 y lleva invertidos US$ 160 millones, atendiendo y abasteciendo el mercado local, no solo mediante la fabricación de marcas propias, sino de grandes marcas internacionales.
«Actualmente, el grupo emplea alrededor de 1.500 colaboradores en sus plantas de Eldorado (Misiones), Coronel Suárez (Buenos Aires), sus oficinas comerciales y locales de marcas propias», indicó la empresa.
Dijo que «a fines del 2019, la lectura de las señales económicas del país, los indicios de medidas tendientes a preservar la producción local y una apuesta al crecimiento del consumo, impulsaron al Grupo Dass a asumir los riesgos necesarios para mantener abiertas las puertas de su fábrica en Eldorado, preservando 330 puestos de trabajo. Hoy, esta fábrica sustenta 567 familias, produciendo 14.000 pares por día y siendo el mayor empleador de Eldorado».
«Nuestra vocación industrial y nuestro coraje para asumir riesgos y mantener la continuidad de las actividades en la fábrica, nos llevaron a apostar nuevamente en el país y en marzo 2021, luego de desarrollar un plan en conjunto con el gobierno nacional y provincial, anunciamos una inversión de USD 25 millones, la incorporación de 250 nuevos puestos de trabajo, la ampliación de las líneas de producción: Fila y Umbro, la incorporación de Asics y el reinicio de la producción de Nike en el país», señaló la empresa.
Sostuvo que «en Coronel Suárez no crecimos desde el año pasado y no hay problemas. En Eldorado, invertimos, fue el Presidente y más que duplicamos la producción y los empleos –pasamos de 7 líneas a 15– pero como el cupo es el mismo que el año pasado sí o sí, y no lo aumentan por la inversión, no podemos pagar los insumos productivos y no podemos seguir».
Dass informó que hace 45 días intenta ponerse en contacto con todos los niveles de gobierno para compartir su situación productiva actual «en busca de alguna modificación de la norma o el desarrollo de medidas que tiendan buscar una solución para nuestra industria y subsanar esta situación en donde se castiga al crecimiento productivo de las empresas que más invirtieron en el 2021?.
«Siendo la fábrica de calzado más grande del país, confiamos que se trata de una medida reversible y que en el corto plazo contaremos con reglas claras que nos ayuden a destrabar la situación productiva de nuestro grupo para así evitar nuevas reestructuraciones en nuestra planta de producción en Eldorado, Misiones, o en Coronel Suárez», señaló.
Gustavo Melgarejo, delegado gremial de la Unión de Trabajadores del Calzado (UTICRA), aseguró que Dass «aún no explicó los motivos del despido, que el resto de los empleados está haciendo un cese de las actividades en la planta y esperan una reunión con representantes de la empresa».
«Se presentaron a trabajar (este miércoles) y 96 de ellos no pudieron ingresar a la planta a cumplir sus funciones sin ningún tipo de notificación o aviso previo, simplemente no pudieron ingresar a la planta», denunció.
Cadena3.-