For Ever: con un triunfo clave ante su gente se afianza rumbo al Reducido

En la trigésima fecha del Ascenso, el equipo chaqueño venció al “funebrero” en un duelo ante un estadio repleto y en una tarde ideal. A los 22 minutos del complemento, Enzo Bruno abrió el marcador con un golazo para el albinegro y Álvaro Cuello a los 29’, puso el definitivo 2 a 0.

Fue la tarde perfecta. En un domingo con la temperatura ideal, a pleno sol, en un “Gigante” de la Avenida colmado, con cientos de familias que eligieron ese lugar para festejar el Día de las Infancias, Chaco For Ever festejó con el triunfo 2 a 0 sobre Chacarita Juniors, por la 30° fecha de la Primera Nacional, escalando así en las posiciones y metiéndose bien adentro de la zona del Reducido. Enzo Bruno y Álvaro Cuello fueron los autores de dos golazos, a los 22 y 29 minutos, respectivamente, del complemento.
Así, con este triunfo, For Ever quedó sexto en la tabla de posiciones (47 unidades) y se afirma en la zona del Reducido, un torneo que se juega con los 12 clubes mejor ubicados en la Tabla Final de Posiciones 2022, excluido el que resulte campeón. En su estadio, es la octava victoria como ocal y la cuarta al hilo que logra el equipo dirigido por Daniel Cravero.
Además, con este partido, el historial sigue a favor de los chaqueños, que aventajan a los “funebreros” con 4 partidos ganados, 3 empatados y ninguno perdido.
El próximo encuentro para el albinegro será como visitante, ante Guillermo Brown de Puerto Madryn, el próximo domingo a las 15.30.
Algunos minutos después de lo previsto, el árbitro Andrés Gariano dio el pitazo inicial. Es que pasaron por lo menos 15 minutos hasta que jugadores y asistentes lograron despejar la cancha de las cintas de papel que formaron parte del gran recibimiento que dieron los hinchas forevistas a su equipo.
En el inicio se repartieron los buenos momentos en una dinámica de juego entretenida. For Ever tuvo más la pelota y tuvo también la más clara a los 33’, llegando al arco rival con buenas combinaciones y moviendo la pelota por todo el campo, aunque el remate de Vega se fue sobre el travesaño. Y un minuto después otra vez el local estuvo muy cerca, aunque el arquero de “Chaca” se hizo gigante para impedir el festejo. En cambio, las más claras para la visita fueron siempre a través de disparos de media distancia.
Bien plantado en el campo de juego, lateralizando su juego, el dueño de casa dominó durante los primeros minutos ante un Chacarita que esperó agazapado. Fue recién a los 10’ cuando el “funebrero” sorprendió con un remate de media distancia de Fredes, que Canuto mandó por encima del travesaño.
Desde entonces fue más de ida y vuelta el trámite del partido, porque en la visita se afirmaron más en la banda izquierda, Enzo Hoyos, y el siempre peligroso Fredes, haciendo las veces de enganche. Ese esquema le quitó el protagonismo que había tenido el elenco albinegro en aquellos primeros minutos casi perfectos.
“El Negro”, que hoy vistió de impecable blanco, tuvo baches pero siempre siguió atacando y buscando romper el cero; aunque a veces desprotegiendo su arco y con desatenciones marcadas entre sus defensores.
En el complemento, el comienzo fue a la inversa: “Chaca” tomó más la iniciativa y llegó con más peligro al arco de Canuto. Fue por eso que, además de los dos cambios desde el arranque del segundo tiempo, Cravero siguió intentando que su equipo funcione mejor en ataque. Así, le dieron resultado los ingresos de Triverio y de Bruno, porque el equipo ganó en velocidad y precisión.
Un minuto después de ingresar, Enzo Bruno fue autor de un golazo, con un remate de zurda desde afuera del área que venció al arquero Losas. Y poco después, a los 29’, Álvaro Cuello capitalizó una asistencia desde la derecha y, de frente al arco, clavó otro remate muy certero para poner el 2 a 0.
Fue un gran festejo para el pueblo forevista, a poco de culminar el certamen de Ascenso y definir quiénes serán los que, en el Reducido, disputarán uno de los dos ascensos que otorga esta categoría. Fue, a la vez, una victoria que confirma el poderío como local, en una cancha donde ya cayeron equipos que ostentan el liderazgo del certamen.