Boca se lo dio vuelta al líder Atlético Tucumán con el pibe Langoni

Boca Juniors venció esta noche por 2 a 1 a Atlético Tucumán en la Bombonera con dos goles del pibe de 19 años Luca Langoni que ingresó en el complemento y dieron vuelta el marcador que al cabo de la primera etapa favorecía al líder de la Liga Profesional por una conquista de Augusto Lotti, en el partido saliente de los que cerraron este domingo la 16ta. fecha.
Con esta victoria los locales se ubicaron a seis unidades de los tucumanos, que tienen 32 puntos, y le dan vida al campeonato ya que ahora hay 7 equipos en 6 puntos cuando faltan 11 fechas por disputarse.
Sobre el final y «a lo Boca» los locales consiguieron una victoria que los mete en la pelea del campeonato y les da un golpe anímico para el futuro.
El ingreso del juvenil Luca Langoni por Óscar Romero fue la llave para una victoria tan merecida como necesitada.
El juvenil de 19 años, con un cabezazo cruzado tras un centro de Sebastián Villa a los 32 minutos y un fuerte remate desde afuera a los 42, dio vuelta la historia.
Boca ganó un partido que merecía por lo hecho sobre todo en el complemento, pero se le había complicado por sus propias limitaciones, y que tuvo sobre el final la mancha de un codazo de Carlos Zambrano al juvenil atacante visitante Ignacio Maestro Puch que era tarjeta roja para el defensor peruano y penal para Atlético Tucumán, pero Jorge Baliño, a cargo del VAR, nunca se lo informó al árbitro Fernando Espinoza, que también lo ignoró.
En un encuentro intenso los locales siempre tuvieron la iniciativa, pero solo por momentos tuvieron claridad para llegar al arco adversario.
Su adversario, después de ponerse en ventaja y cuando no lo merecía, tuvo dos contras para aumentar la ventaja.
El rendimiento de Boca en la primera etapa fue de mayor a menor. Los dirigidos por Hugo Ibarra salieron decididos a tirarle la «chapa» de su historia ante el tan inesperado como justo líder del certamen.
A los dos minutos un centro de Sebastián Villa, como siempre el mayor argumento ofensivo, dejó en posición de gol a Juan Ramírez, cuyo remate rebotó en Bruno. Bianchi y Carlos Lampe desvió al córner.
A los 11 minutos un tiro libre de Romero, de floja tarea en el primer tiempo fue contenido con esfuerzo por el arquero boliviano.
Y a los 14 minutos un desborde de Frank Fabbra no pudo ser conectado por Guillermo Fernández (junto a Luis Advíncula se limpiaron de tarjetas amarillas y tras cumplir la sanción en la próxima fecha ante Colón, podrán estar en la siguiente con River Plate) al lado del arco.
Mientras tanto el equipo tucumano estaba sin poder hacer pie entre la presión de su rival y el grito de una Bombonera que parecía venírsele encima.
Pero el fútbol es así y en el primer ataque de los visitantes un centro de Ramiro Ruiz Rodriguez, uno de los destacados del puntero, encontró a Lotti solo con un cabezazo que dejó parado a Agustín Rossi para poner el inesperado 1 a 0.
El golpe sorpresivo lo sintió Boca, que siguió manejando la pelota pero ya no creaba peligro. Entonces Atlético era más simple, esperaba y contraatacaba, y así lo tuvo dos veces Ruiz Rodriguez, en una tapó Rossi y en la otra su remate cruzó el arco.
Ya Boca no era el mismo y sobre el final de la etapa sonaba desde las tribunas el «moveté, Boca movete», ya que estaba lejos del nivel de los primeros 15 minutos.
Pero en la parte final la visita se metió demasiado atrás y solo era sostenido por el buen trabajo defensivo de los zagueros Bianchi y Manuel Capasso y de su arquero, el ex Boca Juniors, Lampe.
Pero luego apareció el pibe Langoni para tener su noche soñada y con el la mística boquense.
Atrás quedaron entonces los gritos de desagrado de los hinchas del final del primer tiempo y ahora todo era festejo y el recuerdo hacia River, a quien Boca enfrentará en 15 días, ganó el espacio en la Bombonera.
El próximo rival de Boca será de visitante como quedó, frente a Colón en Santa Fe, mientras que el líder del campeonato jugará de local ante Banfield.
Fuente: Télam.